Las neuronas espejo revolucionan la neurociencia moderna

Corresponsal: María Sánchez

Una neurona espejo, o ‘mirror neuron’, es una célula nerviosa que se activa y descarga en una de dos situaciones: Cuando un animal ejecuta una acción y cuando un animal observa mientras el otro la realiza, especialmente si ambos son miembros de la misma especie.

La función de las neuronas espejo ha sido objeto de mucha especulación. Se cree que son importantes para  comprender las intenciones de otras personas hacia nosotros, y para el aprendizaje de nuevas habilidades por imitación. Algunos investigadores especulan que los sistemas de espejo sirven para distinguir el valor de acciones observadas e intuidas, mientas que otros la asocian a la evolución de aptitudes para aprender el lenguaje.

Como tantos descubrimientos científicos a lo largo de la historia, el hallazgo de las neuronas espejo fue fortuito. En los años 1980s y 90s, Giacomo Rizzolatti trabajaba con sus colegas, Leonardo Fogassi y Vittorio Gallese, en su laboratorio en la Universidad de Parma en Italia.

Los investigadores habían colocado electrodos en la corteza frontal inferior de un macaco para estudiar las actividades de neuronas especializadas en el control y acciones de las manos. Durante el experimento, Fogassi, trató de alcanzar una banana, cuando las neuronas del mono se dispararon, replicando la actividad cerebral de la mano del investigador, como si fuera la propia.

A pesar de que la única especie en quienes las neuronas espejo han sido estudiadas de manera extensiva es la del mono macaco, la presencia de sistemas similares en seres humanos se ha corroborado usando las mismas técnicas de investigación.

De este modo se cree que las neuronas espejo, sirven para nuestro entendimiento del comportamiento de otras personas, especialmente durante el desarrollo del ser humano durante la infancia. Y ello abre las puertas hacia un mayor entendimiento a la comunicación intuitiva y pre-verbal, la psiquiatría infantil y la terapia psicoanalítica con su uso de ambos: la empatía y el silencio.

La empatía es la primera evidencia emocional de la actividad de las neuronas espejo, en esencia, una forma de expresión refleja, como lo demostraron los macacos en los experimentos de Rizzolatti.

De no existir la actividad de las neuronas espejo, nunca sabríamos en qué consiste el amor verdadero. Ya que nunca podríamos intuir lo que significa una caricia o una sonrisa.

Más información en: http://blogs.monografias.com/sistema-limbico-neurociencias/2009/11/17/las-actividades-de-las-neuronas-espejo-en-el-entendimiento-del-comportamiento-humano/
Imagen tomada de: http://neuroliderazgo.wordpress.com/2010/08/12/las-neuronas-espejo/

 

 
About these ads

No comments yet

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 27 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: