Archive for 14/05/09|Daily archive page

La fosa marina más profunda a punto de ser visitada

nereus2Una de las pocas zonas vírgenes del planeta puede ser visitada por un robot submarino creado por un grupo de científicos estadounidenses. Se llama Nereus y es un robot autónomo con control remoto y que cuenta con diversos sensores y cámaras para obtener todo tipo de datos sobre las condiciones ambientales y las formas de vida del fondo más profundo de los océanos. Pretende explorar la parte más profunda de la fosa de Las Marianas, el abismo Challenger (que recibió su nombre gracias al barco de la Marina Real Británica HMS Challenger, que fue su descubridor  en 1875); ese abismo está situado a unos 11.034 metros de la superficie y la presión es 1.095 veces la de la superficie.

El descenso tendrá lugar entre el 23 de mayo y el 6 de junio y la misión costará unos 5 millones de dólares.

La imagen que ilustra el artículo es una fotografía de Cristopher Griner y ha sido tomada de la web: http://news.bbc.co.uk/

Drogas en el aire y el agua de las ciudades españolas

Se ha realizado un estudio científico para detectar la existencia de partículas de drogas en el aire. En el estudio han participado el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat) y del Instituto Catalán para la Investigación del Agua (Icra).

Han detectado la presencia de hasta cinco drogas: cocaína (de la que más componentes se han encontrado), anfetaminas, opiáceos, cannabinoides y ácido lisérgico (LSD) en el aire de Madrid y Barcelona.

En el año 2007 fue noticia que un estudio de la ONU realizado mediante el análisis de agua de los ríos tras pasar por algunas ciudades determinó que Miranda de Ebro era la segunda ciudad del mundo en consumo de cocaína tras Nueva York. Posteriormente, a petición del Gobierno español, la ONU pidió perdón por el informe y señaló que no se podía verificar la exactitud de los datos que se ofrecieron.

Previamente otro estudio había detectado importantes cantidades de residuos de cocaína en el río Ebro tras su paso por Zaragoza.