El cierre de Garoña: “ni pa ti ni pa mí; pa nadie”

La central nuclear de Santa María de Garoña se cerrará dentro de cuatro años, en 2013. Ni en 2019 como demandaban los propietarios de la central y algunos (quizás no tantos como parecía) de los habitantes de la zona ni en 2011 como predecían algunas fuentes ni ahora, como demandaban diversos grupos ecologistas y movimientos sociales.

El gobierno en boca del ministro de Industria, Miguel Sebastián, ha justificado su decisión y la razona en base a cuatro características: “políticamente coherente”, “técnicamente justificable”,”asumible en términos de generación de energía” y “laboralmente responsable”. Quizás sea así pero lo que es seguro es que esa solución no dejará satisfecho a nadie. A las inevitables y desaforadas críticas del PP (que hubiesen ocurrido fuese cual fuese la decisión) se suman las de los pronucleares y las de los antinucleares. Se acusa al gobierno y a Zapatero de incumplir sus compromisos electorales (¿alguien se ha creído alguna vez los compromisos electorales de un partido político, sea cual sea?), de ceder al lobby nuclear y de posponer el debate nuclear más allá del final de su segunda legislatura.

Con toda seguridad no es  el mejor momento para decisiones valientes por la crisis, por el paro, por los malos resultados electorales o simplemente por miedo. Puede que este Zapatero (tras  algo más de 5 años de gobierno) no sea el mismo que sacó las tropas de Irak y quizás por ello, ha titubeado en algunas importantes decisiones como  romper relaciones con la beligerante conferencia episcopal o apostar de forma definitiva e imparable por las energías renovables.

De todas formas es tradición que desde un sillón presidencial (de cualquier colectivo o institución) se deban tomar decisiones en contra de la propia ideología y convicción; que se lo pregunten a Felipe González y la entrada en la OTAN.

Por cierto unas ideas para el futuro por si los pronucleares consiguen ganar el debate (o las próximas elecciones):

-Dadas las grandes bondades de la energía nuclear, su inocuidad y su capacidad en la generación de puestos de trabajo las próximas centrales nucleares deberían colocarse junto a grandes ciudades como Madrid o Barcelona. No parece justo privar a sus habitantes de tantas ventajas. (si alguien tiene curiosidad que analice el actual mapa nuclear español para comprobar la ubicación geográfica de las centrales en activo).

-Idem para el futuro cementerio nuclear español; quizás podríamos ubicarlo en el Retiro,en el Nou Camp o en las playas del Mediterráneo. Olvidemos el debate sobre los mini almacenes nucleares (ATI) o el almacén temporal centralizado (ATC), siempre ubicados en Zamora, Teruel u otras provincias; olvidemos el envío de residuos a la vecina Francia y disfrutemos en las grandes capitales, zonas pobladas y/o turísticas de otra de las grandes ventajas de la limpia e inofensiva energía nuclear.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: