Archive for 16/02/10|Daily archive page

Europa reutiliza sólo una cuarta parte de los biorresiduos que genera.

Nuestro blog-hermano fontaneros de la historia (http://fontanerosdelahistoria.wordpress.com/) ha iniciado una prometedora andadura y, en tan sólo unas semanas, avanza con paso firme administrado por un gran compañero yamigo,Gabriel Martínez.

Seguiremos colaborando como lo hemos hecho hasta ahora (o mejor) e intentaremos  poner en marcha unas cuantas ideas que nos han surgido; sin duda, esa colaboración nos enriquecerá.

Hoy nos referimos a un artículo publicado por Cristina Crespo en el que nos cuenta que “Europa reutiliza sólo una cuarta parte de las cerca de 130 millones de toneladas de materia orgánica que genera anualmente entre 76,5 y 102 millones procedentes de residuos alimentarios y jardines, y hasta 37 millones adicionales procedentes de la industria agroalimentaria. Una materia prima con la que se puede producir energía eléctrica para mejorar la calidad de los suelos.  En conclusión europa está desaprovechando este tipo de materia.”

Para más información: http://www.europapress.es/epsocial/noticia-europa-reutiliza-solo-cuarta-parte-biorresiduos-genera-20100215132428.html

Entre naranjos y olivos, un cementerio nuclear.

Corresponsal: Carlota Moya.

En el noroeste de la provincia de Córdoba se encuentra el único cementerio de residuos radiactivos existente en España.

Unos 240 camiones procedentes de uno de los nueve reactores nucleares hacen cada año el mismo recorrido, todos los ayuntamientos de las poblaciones por las que pasan son previamente advertidos, como la guardia civil el consejo de seguridad nuclear…sin embargo los vecinos de la región prestan poca atención al símbolo característico en forma de trébol (negro sobre fondo amarillo), que representa un átomo rodeado de tres rayos y sue quejan de que la central no les ha llevado riqueza al pueblo y que la mayoría de los empleados son de fuera.

Con menor frecuencia que los pesados camiones, llegan también hasta este cementerio furgonetas procedentes de hospitales, centros universitarios, laboratorios de investigación, que contienen ropa, jeringuillas o maquinaria utilizada en radioterapia o experimentos científicos. Todos estos desechos van a parar a este cementerio El Cabril y pasarán 300 años antes de que dejen de ser una amenaza, mientras tanto el material contaminante permanece enterrado en múltiples capas de cemento armado y hormigón que no se inmutaría ante un terremoto de siete grados en la escala de Richter. El cementerio tiene como objetivo reducir al máximo el volumen de su carga radiactiva, emplean técnicas de descontaminación, troceado, trituración y compactación , así el volumen se reduce un 30 por ciento. El cementerio Cordobés se encuentra en la superficie pero una vez que se alcance su capacidad total, para la que faltan unos 10 años El Cabril se encontrará en unas instalaciones bajo tierra, donde la vegetación ocultará los almacenes.

Más información en: http://xlsemanal.finanzas.com/web/articulo.php?id=52838&id_edicion=4947