La nueva legislación “Antitabaco”: Normalidad y un poco de bla, bla, bla…

Ya ha pasado una semana desde la implantación de la nueva legislación antitabaco. Y hay una frase que define ese periodo: normalidad.  Como casi siempre los ciudadanos aceptamos con naturalidad los cambios de normas y legislaciones y, de forma especial, cuando parecen lógicas (recordemos que esta legislación fue aprobada por unanimidad en nuestro parlamento). Una aplastante mayoría acata y respeta la norma e incluso la entiende. Pero como la normalidad no es noticia los medios reflejan posturas integristas y opiniones desaforadas claramente excepcionales (ambas).

Venimos de una situación en la que el fumador/a ha reinado a sus anchas hasta hace unos pocos años. Muchos recordamos cigarrillos o puros en las aulas, los autobuses… e incluso en los quirófanos. Las sucesivas legislaciones han resultado claramente insuficientes por la historia del uso del tabaco, los hábitos de los fumadores y la intolerancia de muchos (seguramente aquellos que claman ahora por la tolerancia).

A falta de argumentos válidos los defensores del uso del tabaco utilizan falsedades, mentiras o exageraciones.

Recordemos algunos datos:

Ingresos del estado por impuestos al tabaco: 9.000 millones de euros anuales

Gastos sanitarios derivados del consumo de tabaco: 16.000 millones de euros anuales (con una sencilla operación matemática se desmiente de un plumazo el supuesto interés de los gobiernos por el tabaco; 16.000 – 9.000= 7.000 millones de euros cuesta a la administración que sus ciudadanos/as fumen).

Fallecimientos por tabaquismo pasivo: 3.000 anuales. De ellos unos 1.000 son camareros/as. (los fallecidos por accidentes de tráfico en 2010 fueron 1.730; datos del Ministerio del Interior)

Fallecimientos por consumo de tabaco: 50.000 anuales (una persona cada diez minutos)

Se argumenta que una persona es libre de hacer lo que quiera en una democracia pero se olvida con facilidad que la libertad de uno termina donde comienza la de los demás. Cada uno es libre de fumar lo que quiera pero no donde quiera ni cuando quiera. Quizás muchos fumadores/as deberían aceptar un consejo:   

!Menos humos!

Imagen tomada de: http://parralnews.com.mx/parral/2009/08/10/antitabaco/

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: