El salto más alto

Cristina Sánchez Kolly 1ºA

Felix Baumgartner rompió la barrera del sonido lanzándose en caída libre desde la estratosfera. El paracaidista, con un traje especial, parecido a los de los astronautas, se espuso a 60 grados bajo cero.  El enorme riesgo que comportaba ascender en solitario en un globo de helio más grande que la torre Eiffel, hasta 36 kilómetros de altura y desde allí lanzarse en caída libre, no amedrentó al australiano. Para llegar a esta altura, este aventurero extremo se subió a una cápsula sostenida por un globo aerostático, el único medio posible para sortear las dificultades propias de la estratosfera. Cuando salió al exterior, el exmilitar se encontró con una ausencia casi total de oxígeno y una presión bajísima que le habría destrozado los pulmones si no  hubiera ido equipado con un traje espacial presurizado. “Hay muchos riesgos, pero tenemos soluciones para sobrevivir”, aseguró confiado Baumgartner.

Antes de comenzar el ascenso, fue imprescindible que Felix Baumgartner se pusiera perfectamente su traje despresurizado y eliminase cualquier gas que no fuera oxígeno de su organismo. Cualquier pequeño fallo pudo ser fatal. Además, era importante que eliminase todo el nitrógeno presente en su cuerpo, pues la presión pudo haber hecho que se le formaran burbujas en la sangre.

El salto estaba previsto para el dia 9 Martes de octubre pero debido a las fuertes ráfagas de viento fue aplazado hasta ayer domingo 14 de octubre.

Los cálculos de la misión afirman que rompió la barrera del sonido en los primeros 40 segundos de caída libre, cuando aceleró en ese espacio de tiempo hasta 1.173 kilómetros por hora. Baumgartner controló la caída perfectamente y evitar caer en barrena, lo que le podría haber llevado a perder la consciencia o sufrir una hemorragia cerebral en caso de girar de forma descontrolada. La caída libre de Baumgartner fue de cuatro minutos y 19 segundo, por lo que no ha podido romper el récord anterior, de cuatro minutos y 36 segundos. En total requirió unos 16 minutos en tocar suelo en un aterrizaje perfecto en paracaídas tras lanzarse al vacío. En condiciones normales, en la atmósfera terrestre la velocidad del sonido es de 1.234 kilómetros por hora, mientras que en la estratosfera se puede alcanzar con unos 1.110 kilómetros hora por la menor resistencia del aire, según la misión.

En mi opinión ha sido uno de los acontecimientos deportivos científico-tecnologicos más importantes del año, debido a su complejidad y dificultad y a su repercusión en los medios de comunicación ya que la hazaña de Felix fue seguida por una gran audiencia, mas de 4 millones de personas en España.

Este video resume su ascenso y caída:

Fuentes de información:http://www.mundodeportivo.com/20121014/otros-deportes/felix-baumgartner-estratosfera-salto_54352573144.html#ixzz29P6ZeRfX
http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/salto-vacio-kilometros-2220733
http://www.cadenaser.com/sociedad/articulo/peligros-saltar-estratosfera/csrcsrpor/20121009csrcsrsoc_2/Tes
Imagen tomada de:http://static.guim.co.uk/sys-images/Sport/Pix/pictures/2012/10/15/1350302911213/Skydiver-Felix-Baumgartne-008.jpg

Nota del administrador del blog: el contenido del artículo, la ortografía y la expresión son realizados libremente por los y las corresponsales y no son modificadas para su publicación.

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: