Avances en piel artificial

Corresponsal: Pablo Alegría Minguillón
Científicos del equipo de Ingeniería química de la universidad de Standford han logrado desarrollar un material sintético con cualidades muy similares a las de la piel humana: es capaz de enviar al cerebro información sobre presión, tacto y temperatura, además es capaz de proteger de la entrada de agentes externos que pueden causar algún daño.
Desde el año 2010 en el que se dio a conocer el proyecto, éste ha ido evolucionando, desde ser una dermis sintética que fuera tan sensible a los cambios de presión como para detectar una mosca que se posaba sobre ella, hasta incluirle sensores químicos y biológicos capaces de detectar ciertos tipos de ADN, y a finales del año pasado, la ingeniera Zhenan Bao, que ahora está al cargo del proyecto, logró crear células estirables que accionaran la piel artificial.
La piel desarrollada por estos científicos posee otras cualidades: es flexible, se cura y se regenera sola. Los prototipos anteriores de piel sintética se podían regenerar solo a determinadas temperaturas (temperatura de medio ambiente o a altas temperaturas) además solo se regeneraba una vez. Este tipo de materiales además presentaban el problema de ser poco conductivos eléctricamente, cualidad que es muy importante para que pueda transmitir las señales. En el estudio publicado en Nature Nano technology se explica detalladamente cómo los investigadores consiguieron aumentar la conductividad de este material autoregenerativo mediante la incorporación de átomos de níquel, hecho que permite que los electrones salten entre los átomos del metal y permitan la conductividad eléctrica.
Este material tiene además otras características: es sensible a la fuerza, a la presión y a la presión aplicadas. Para demostrar que el material volvía a tener sus características originales después de que había sido dañado y autocurado, los investigadores cortaron el material con un bisturí y tras presionar sus bordes durante unos minutos, descubrieron que el material recuperaba el 98% de su conductividad original. El proceso se realizó repetidamente y el material siemprevolvía a recuperar sus características originales.
Parece magia, pero se trata de ciencia que podría ayudar, en un futuro próximo a la curación de enfermedades y también a la implantación de injertos sin que el paciente pierda la sensibilidad de la zona injertada.
Este material podría también ser utilizado en robots que fueran capaces de ajustar la cantidad de fuerza necesaria para coger y sostener diferentes tipos de objetos.

Información e imagen obtenida de: http://www.quo.es/ciencia/noticias/piel_artificial_muy_real

Nota del administrador del blog: el contenido del artículo, la ortografía y la expresión son realizados libremente por los y las corresponsales y no son modificadas para su publicación.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: