Un posible nuevo biocombustible procedente de las algas

alga1Corresponsal: Pablo Alegría

El cultivo de algas ha ganado popularidad en algunas zonas, como es el caso de Irlanda. En un principio se pensó en su uso alimenticio y sanitario, pero ahora se está gestando la idea de poder usarlas como productoras de biocombustibles. Un grupo de investigadores realizó un cultivo de éstas en Irlanda y están observando que crecen rápidamente, entre dos y tres metros en varios meses, además no necesitan fertilizantes ni invaden la tierra, hecho muy importante si se piensa en utilizarlas como biocombustible, porque la mayoría de los cultivos para biocombustibles necesitan cada vez parcelas más grandes de tierra. Algunas especies de algas contienen azúcares que sirven para la producción de bioetanol, otras son ricas en aceites y se pueden convertir en biodiesel. Los investigadores están intentando mejorar el tratamiento de las algas y la producción de aceite para que se pueda comercializar. Además de algas marinas, también estudian las micro algas, una especie unicelular que crece y acumula aceite muy rápidamente cuando se cultivan en birreactores. “Pueden producir entre 7 y 31 veces más aceite que la mejor cosecha en la tierra. Sí, todavía queda mucho por hacer, pero hace 10 años la gente se habría reído de nosotros si les hubiéramos propuesto que usaran combustible de algas para su coche”, destaca Maguire, bióloga marina al cargo de la investigación. El gran desafío ahora es extraer el aceite de las algas y de las micro algas. “El cultivo de las algas o microalgas es la parte más fácil. Lo difícil es extraer el aceite y tenemos que encontrar la forma más barata de hacerlo, utilizando los mínimos recursos posibles”, dice Fiona Moejes, investigadora.
Según mi opinión está claro que el futuro de las nuevas energías está en la investigación y este estudio, si consigue abaratar costes en la producción de combustible a partir de las algas, podría revolucionar la industria. Además este tipo de aceite producido de las algas es ecológico y el cultivo de las algas solo necesita luz suficiente, agua y dióxido de carbono. Mejoran la calidad del aire y absorben el CO2. “El único impacto medioambiental que puede tener una granja de algas es que es beneficioso. Todo es positivo. No hay nada negativo. No estoy diciendo que vayan a limpiar todo el mar, pero ayudan al limpiar el exceso de nutrientes. Así que las algas son como una especie de fregona. Una fregona de nutrientes”, asegura O’Mahony.
El cultivo de algas puede ser una alternativa viable para sustituir a los actuales combustibles fósiles.

Fuente: http://es.euronews.com/2013/05/27/la-solucion-de-los-problemas-energeticos-del-mundo-puede-salir-del-agua/
Imagen: http://2.bp.blogspot.com/-2v_mENWpFs8/USC2S6ZtM5I/AAAAAAAAARk/eDst7OQz6KY/s1600/alga1.jpg

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: