¿Humano o máquina?

Corresponsal: Jorge Grolimund.

Combinado los últimos avances en nanotecnología y neurociencia, un equipo de investigadores de Corea del Sur ha creado una piel artificial capaz de sentir casi todas las sensaciones físicas humanas como el tacto y reproducirlo para que así la persona a la que se le ha implantado pueda sentir lo que antes no podía .  Los investigadores diseñaron una matriz de silicio donde colocaron minúsculos sensores de presión, calor o humedad que estaban conectados a los nervios de un amputado lo que le devolvio la capacidad de sentir.

Aún no están disponibles en el mercado, puesto que todavía tienen fallos y se están trabajando en ellos, aunque ya se han desarrollado manos biónicas.

Este hecho y avance realizado por un equipo de la Universidad Nacional de Seúl, ha sido crear una piel que podría recubrir aquellas prótesis y dotarlas de la capacidad de sentir que tiene la piel humana. En ésta, repartidos con la maestría que solo la evolución atesora, una serie de receptores sensoriales transmite sensaciones táctiles y térmicas al cerebro. Sin ellos, no habría manera de diferenciar una caricia de una quemadura o del frío. Todo eso es lo que han conseguido replicar en una piel artificial.

“Se puede sentir una caricia y también varias sensaciones de forma simultanea”, dice el principal responsable de esta investigación Hyeong Kim.

Gracias a un gran trabajo en equipo consiguieron aislar diferentes sensaciones de la piel humana como el detectar calor o humedad y agrupar esas sensaciones en diferentes capas de sensores para así poder crear una prótesis cutánea humana, por ejemplo:

“Sobre una matriz aislante, colocaron la primera capa de nanocintas con sensores para el calor. “El sensor de temperatura esta basado en diodos de silicio”, explica Kim. Con ellos, la piel humana puede detectar los cambios térmicos del exterior. Pero esta piel, además, se parece a la humana porque es capaz de transmitri su propio calor. “El calentador es driferente del sensor, hecho de oro y basado en el efecto Joule, a medida que la corriente fluye, genera calor. De hecho, esta epidermis de silicio se mantiene a 36,5º, con lo que la calidez de su tacto es aún mas real”.

La piel artificial se puede estirar hasta un 50% para imitar la elasticidad de la piel humana sin afectar al rendimiento de los sensores. Kim et al.

link:  http://elpais.com/elpais/2014/12/09/ciencia/1418122183_175745.html

Nota del administrador del blog: el contenido del artículo, la ortografía y la expresión son realizados libremente por los y las corresponsales y no son modificadas para su publicación.

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: