Un niño de Olot no vacunado, primer caso de difteria en España desde 1987

Vacunación en un hospitalCorresponsal: Alejandra Pérez

Un menor de Girona está ingresado en estado grave en el hospital Vall d’Hebron en Barcelona, tras ser diagnosticado de difteria. Es el primer caso que se detecta en España de una enferdad infecciosa grave desde 1987.

La difteria es una enfermedad grave causada por una bacteria que afecta al sistema respiratorio y que se contagia a través de la tos o los estornudos. Además de provocar dificultad para respirar y asfixia, la bacteria produce una toxina que afecta a otros órganos como el riñón, el corazón o el cerebro.

Aseguraron que el niño no se encontraba vacunado, el motivo de que el niño no esté inmunizado contra esta enfermedad (que tiene unas tasas de vacunación de entre el 90% y el 95%), se debe a que sus padres están en contra de las vacunas.

En principio sus síntomas eran leves, pero más tarde empeoró y fue hospitalizado en el hospital comarcal al que pertenecía. El mismo día de su ingreso ya se informó de que podía tratarse de un caso de difteria (una enfermedad de declaración obligatoria).

Fue todo muy rápido, pronto se confirmó su enfermedad y fue trasladado a la unidad de cuidados intensivos del hospital de Barcelona. Allí los médicos le están tratando con una antitoxina que fue muy difícil encontrar ya que es una enfermedad casi erradicada. Sanidad estuvo buscando por medio mundo el fármaco, lanzó una alerta internacional pidiendo ayuda a la Organización Mundial de la Salud. Finalmente, el embajador ruso medió para transportar en avión, en valija diplomática, el preparado de Moscú a Barcelona. Algunos países, como Suecia o Francia, tenían dosis, pero caducadas.

Los expertos están investigando cómo pudo contagiarse el niño. Caben dos posibilidades: que estuviera en contacto con una persona enferma, pero leve y que pasara desapercibida, o con un “portador asintomático”, alguien que puede haber pasado la enfermedad en las últimas semanas o meses en su país y que aún tenga la bacteria.

Fuentes del pueblo de origen del niño aseguraron que sus padres eran contrarios a las vacunas y partidarios de la “medicina alternativa”.

El secretario general de Sanidad, Rubén Moreno, tachó de “irresponsabilidad” las campañas en contra de las vacunas. “Las consecuencias de no vacunar a un niño pueden ser dramáticas”, señaló, y añadió: “El derecho a la vacunación es de los niños, no de los padres”.

El debate queda abierto (¿Se debe obligar a los padres a vacunar a sus hijos?).

Fuente: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2015/06/02/catalunya/1433255972_743084.html

Nota del administrador del blog: el contenido del artículo, la ortografía y la expresión son realizados libremente por los y las corresponsales y no son modificadas para su publicación.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: