El virus que libró a un niño del cáncer mejora para nuevos pacientes

1459871683_607760_1459872752_noticia_normal_recorte1Corresponsal: Paola Urmeneta

El cáncer es un reverso oscuro de la vida. Hace más de un siglo se observaron los primeros casos de pacientes cuyos tumores retrocedían tras coger una gripe. Ahora se sabe que los virus pueden ser oncolíticos, que infectan y aniquilan células de tumores, hasta ahora no se ha logrado explotar todo su potencial terapéutico. El virus destinado a combatir el cáncer lucha dos guerras a la vez: una contra células malignas del tumor y otra con el sistema inmune del paciente que intenta eliminarlo como patógeno externo.

Hace más de 10 años, un equipo de médicos y científicos afrontaron este problema con un enfoque nuevo. Habían desarrollado un adenovirus similar al del catarro, modificado para atacar  a  células de neuroblastomas, el segundo tumor sólido más común en niños. Este tipo de tumor infantil ataca el sistema nervioso y es mortal en el 40% de los casos.                                                                  

En los últimos 20 años apenas se han creado dos fármacos contra cáncer infantil. Son poco comunes los tumores sólidos, considerados enfermedades raras, así que a las compañías farmacéuticas no les resulta rentable desarrollar medicamentos específicos. Los fármacos existentes desarrollados para adultos, pueden causar efectos secundarios en  pacientes jóvenes y dejarles problemas de salud de por vida.

Manuel Ramírez fue uno de los médicos que en 2005 comenzó a aplicar ese tratamiento experimental con el que intentaron engañar al sistema inmune del paciente para conseguir curar neuroblastomas que no habían respondido a tratamientos convencionales.

La técnica consistía en extraer células mesenquimales de la médula ósea, infectarlas con el virus anticáncer e inyectarlas al torrente sanguíneo. Estas células saben encontrar el tumor y  metástasis donde estén y liberan virus.                                                   Desde 2005 más de 20 niños han sido tratados con este fármaco, Celyvir, y los ensayos están sirviendo para mejorar su efectividad. Cinco niños han respondido en diversos grados. El caso más espectacular fue el del primer paciente, en el que el cáncer desapareció. En otros dos pacientes también hubo una desaparición de los tumores, pero luego se registraron recaídas.

Responsables de la investigación han presentado las lecciones aprendidas en estos 10 años de trabajo. Han visto que es una terapia muy bien tolerada a pesar de lo devastadores que pueden ser los tratamientos con quimioterapia. Aún no está claro por qué unos pacientes responden y otros no. Los responsables creen que el sistema inmune de cada paciente es fundamental, cuanto más fuerte, más probabilidades de que funcione el tratamiento. Esto se debe a que en algunos pacientes, una vez que el virus llega al tumor y comienza a infectar sus células, el sistema inmune del paciente se activa y comienza a aniquilar tanto a células tumorales y a virus.                                       El Celyvir ha sido desarrollado con dinero público de convocatorias de investigación y la financiación de varias asociaciones de pacientes. El patógeno, (Icovir 5), lo desarrollaron en el Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge. Antes de llevar a cabo los ensayos hubo que habilitar una sala donde se preparan células madre de cada paciente y se inyectan a la carga viral antes de llevarlas al paciente sin que este quede ingresado.

Ahora, el equipo quiere mejorar la efectividad, reducir su toxicidad y probarlo con diferentes tumores en animales. Se ha realizado un ensayo clínico en 10 niños con neuroblastoma y 10 adultos con tumores avanzados. Han demostrado que el fármaco es seguro y sigue disponible como uso compasivo. Los resultados de ese estudio se publicarán a finales de este año. A partir de entonces, se pondrá en marcha un nuevo ensayo con unos 60 pacientes para medir su efectividad y un tercer ensayo, en total cinco o seis años si todo va bien.  

Link: http://elpais.com/elpais/2016/04/05/ciencia/1459871683_607760.html

Nota del administrador del blog: el contenido del artículo, la ortografía y la expresión son realizados libremente por los y las corresponsales y no son modificadas para su publicación

 

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: