¿Es el ruido una amenaza para la salud?

Corresponsal: Natasha Villalva

España es el segundo país más ruidoso del mundo. Un 22% de la población está expuesto a niveles de sonido que sobrepasan los 65 dB diarios que establece la OMS como máximo. En Europa, unos 110 millones de ciudadanos están sometidos al tope que indica la Agencia Europea del Medio Ambiente.

Un informe, presentado por el Observatorio Salud y Medio Ambiente DKV Seguros-GAES, afirma que el exceso prolongado de decibelios aumenta en un 6,6% la muerte por causas cardiovasculares en mayores de 65 años y un 4%, por causas respiratorias. Varios estudios señalan incluso que los europeos pierden hasta 1,6 millones de años de vida saludable a causa de los efectos del ruido. Además de la pérdida de audición, aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares, problemas psicológicos, insomnio y un graduado desarrollo cognitivo de la población infantil. Esto posiciona al ruido como la segunda causa de enfermedad por motivos medioambientales, lo que hace que la OMS alerte cada año a los gobiernos de estos peligros con el fin de que tomen conciencia y apliquen las medidas adecuadas.

Como principales fuentes de ruido tenemos con un 80%, el tráfico; con un 10%, la industria; con un 6%, el ferrocarril, y con un 4%, las actividades de ocio.

El uso de auriculares con elevado volumen, los altos índices de ruido en los bares, el ruido del tráfico o el claxon, hacen que los problemas de audición propios de personas de 60 años se adelanten a los 40. Luis María Gil-Carcedo, otorrinolaringólogo, apunta que las células neurosensoriales del oído interno presentan cambios metabólicos y llegan a desaparecer cuando se encuentran sometidas a sobre-estímulos acústicos.

El gran afectado por la contaminación acústica es el corazón, ya que el exceso de ruido diario aumenta el riesgo de hipertensión, angina de pecho o infarto de miocardio. En las zonas ruidosas, por cada decibelio por encima de los 65 dB, aumentan los ingresos hospitalarios en un 5,3%; por cada 10 dB por encima de lo recomendado, podría aumentar en un 14% el riesgo de sufrir un ictus en mayores de 65 años.

Está comprobado que el ruido por la noche es dañino. No nos deja dormir, se alteran los ritmos de sueño-vigilia y la profundidad del sueño, lo que conduce al insomnio, fatiga, dolores de cabeza, etc. Afecta a la capacidad de atención, estrés, nerviosismo y puede generar depresión y dificultades en las relaciones sociales. La OMS establece como máximo los 30 dB de sonido por la noche.

Relacionado al entorno laboral, el exceso de ruido aumenta el riesgo de errores y accidentes, distrae la atención lectora, dificulta la resolución de problemas, etc. En niños, provoca trastornos del aprendizaje, la memoria y la motivación

Se recomienda no abusar de los auriculares y disminuir su volumen, de la televisión y de la radio.

En mi opinión, creo que es un asunto al que realmente no se le da la importancia que se merece, pero hay que decir que los gobiernos tampoco aportan los medios necesarios para erradicar este problema.

Link de la noticia: http://www.elmundo.es/salud/2016/04/27/571f7504e2704ed1208b4585.html
Link de la imagen: https://chilexpress.files.wordpress.com/2008/10/ruidos-8.jpg

Nota del administrador del blog: el contenido del artículo, la ortografía y la expresión son realizados libremente por los y las corresponsales y no son modificadas para su publicación

 

 

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: